Una Fundación de puertas abiertas: unirse para crecer

Generar alianzas nos hace más fuertes y nos permite abrir nuevos caminos de posibilidades. En el mes de julio, las integrantes del taller de cocina de Las Tunas visitaron el espacio Vivanco en Tigre. Los alumnos conocieron los salones y la cocina del restaurante donde conversaron con el chef.
La iniciativa forma parte de las acciones del lugar que permite compartir con los grupos una experiencia real de trabajo. “La acción es una de esas cosas que te llenan el alma. Siempre estuvo la idea pero faltaba materializarla”, aseguró su Gerente General, Edgardo Martiarena, quien reconoció además a Bettina Arce, Abel Rampini y Valeria Alvarado, ex voluntaria de la Fundación y vecina de Villanueva por el empeño puesto en la tarea de colaborar.
Del mismo modo, visitamos el colegio Saint Francis de Benavidez para recibir y agradecer sus donaciones en el marco de la Campaña de Abrigo. Durante el encuentro, los alumnos pudieron conocer de cerca el trabajo de la Fundación y el destino de su aporte. Además, intercambiamos ideas sobre el concepto de abrigo vinculado a cuidado y contención a través del abrazo. El gesto sencillo y reconfortante fue incluido en una coreografía realizada por estudiantes de la Fundación Julio Bocca de Tigre que acompañaron la iniciativa. “Sabemos que hay muchas personas, organizaciones y fundaciones que trabajan todos los días para hacer un mundo mejor. Nosotros aportamos pasión y entrega a cada causa en particular y a la idea en general de que entre todos podemos hacer que la vida sea más agradable”, sostiene la Fundación como parte de su misión.
Por otra parte, este mes, se concretó el trabajo que venimos realizando con la Dra. Oftalmóloga Paula Melgem y Ópticas Laguna. Durante tres días, la Dra. Melgem realizó controles oftalmológicos a alrededor de 20 personas que participan en las distintas actividades que se realizan en la sede de Cáritas en la Capilla Cristo del Perdón del barrio El Alge. A partir de esos controles, se detectó la necesidad de 13 pares de anteojos. Luego, Óptica Laguna amablemente los facilitó colaborando en la mejora de la visión de las personas.
“Muchas gracias a todos los que hacen posible que podamos tener esos anteojitos que es un bien para nuestra salud”, dijo Andrea, una de las beneficiarias.

Dejar un comentario

Escriba y luego presione ENTER