Skateboarding solidario

Hay tres cosas que te ayudarán a entender el skate (y la vida): cada uno es su propio enemigo, por eso “no hay mayor grandeza que vencerse a uno mismo”; si te caes te levantás y seguís adelante; no importa de dónde vengas, el skate te abre muchas puertas y podés estar en dónde quieras. Comprendidas estas tres lecciones, estás preparado para  subirte a la tabla. Y una vez que lo intentes, inevitablemente soltarás una sonrisa.

Esto fue lo que Pepe, “Bomber” y Javier, de la Asociación de Skaters de Zona Norte, les explicaron a los niños y jóvenes que el pasado 11 de agosto se acercaron al taller solidario en el Skatepark de Nordelta.

Algunos con un poco más de experiencia y otros como primera aproximación, el encuentro se convirtió rápidamente en un espacio de intercambio entre chicos/as de distintos barrios y generaciones. Participaron niños y adolescentes del barrio Las Tunas, jóvenes de Rincón de Milberg, Nordelta y algunas familias.

La iniciativa, organizada en conjunto con la Fundación, incluyó un taller de serigrafía y cada uno de los participantes pudo llevarse una remera con el logo del parque grabado por ellos mismos. El cierre fue arriba de las tablas donde todos se animaron a probar y a divertirse.

Para los que se quedaron con ganas de aprender o de seguir practicando, pueden sumarse a  la Escuela de Skate de Nordelta con entrenamiento físico incluido. ¡Sólo tienen que animarse! ¡El Park y la Fundación los esperan!

Dejar un comentario

Escriba y luego presione ENTER